Organización || Apuntes y la escritura manual

¿Soléis escribir a mano? Observo, y me da mucha pena, que ya muy pocas personas a mi alrededor escriben por el mero placer de escribir cuando las posibilidades que te regalan una libreta y apenas un par de herramientas superan a mí parecer lo que pueda ofrecerte crear un nuevo archivo de texto en el ordenador. 
Aunque entiendo la postura de estas personas me gustaría ofrecer mi punto de vista en torno a los beneficios y a recursos que tengo para que las libretas y anotaciones que hago me queden preciosas. Es más, realmente no queda nada estéticamente bonito, pero el mero trabajo que sin duda se observa al mirar las páginas aumenta su valor, y nos crean la sensación de estar observando algo importante. Empezar a escribir es romper una barrera entre la inactividad y la creación, para mí algo muy importante, ya que en la mayoría de ocasiones en que no se sabe abordar una tarea lo más sencillo es empezar a escribir sobre ella; a materializar el diálogo interior que podríamos tener. Como en todo, hace falta tener recursos, cuantos más tengamos más rico será nuestro discurso, es una especie de vocabulario. Pero los recursos a los que me quiero refererir ahora son recursos gráficos, tácticas que no sólo embellecen el aspecto del cuaderno sino que también sirven para organizar las páginas y la información, y lo más importante de todo, sirven para facilitar su lectura y comprensión.





Arsenal: Mi estuche más básico consistiría en unos cuantos bolígrafos bic de diferentes colores. Con sólo un par de herramientas de escritura se puede abordar una hoja, aquí nos centraríamos en cómo estructurarla: titular, fecha, párrafo, lista por puntos, por número, marco, subrayado, esquema, algún post-it pegado...

Creo que cuando uno encuentra su forma de tomar apuntes va viendo qué materiales le sirven más, incluso cuál es su soporte idóneo -libretas de anillas, cosidas, folios...-. Yo soy muy de libretas de anillas por la comodidad de cerrarlas si tengo que tomar apuntes en sitios incómodos y por llevarlo todo junto. Sobre ellas vierto todo el washi tape del universo, y conforme pasaban los años he observado que tengo un horror vacui particular a llenarlo todo de notitas y aprovechar la hoja al máximo. Es supervivencia en el mar de letras que haya desarrollado un método para presentarlo todo con más claridad.

En pinterest, tumblr e instagram hay inspiración a raudales. Si empezamos por el titular debería estar en una posición que lo destacase del resto, porque nos ofrecerá de un vistazo la temática de la página. Cuando trabajo con estructura de esquema este titular a veces está en el centro de la hoja en lugar de al comienzo. Se puede destacar con una línea más gruesa, con un subrayado de color, introduciéndolo en un marco... aquí se pueden buscar sets de inspiración, veréis que hay un montón. Lo mismo con los separadores, a veces es útil trazar una línea entre un párrafo y otro muy diferente, e internet también ofrece muchas sugerencias de estilo. Cuando se quiera destacar alguna información siempre tiro del subrayado y del marco simple, y cuando la anotación es aparte a veces pego un post-it en la misma página.




Creo que lo importante es mimar lo que haces, porque unos apuntes tomados a desgana se notan -es inevitable tomarlos a veces si estamos muy cansados- y repasarlos después es mucho menos motivador si no tienes el hábito. No temáis dejar espacios para buscar y pegar después una foto, por ejemplo, o para dedicarle tiempo a un garabato explicativo. Y aún con todo, mis libretas de notas son muy simples, pero se ve a la perfección esta estructura y a vista general parecen trabajadas aunque las haya hecho a la velocidad de la luz. Siempre está la estrategia de escribir el cuerpo en el momento y destacar a la hora de repasar; dedicar ese primer repaso a los apuntes a subrayar y pegar cosas bonitas.Y no temáis a dejar una página completa en blanco con una anotación central, es otra forma maravillosa de destacar algo muy importante, además el contraste con el resto queda muy bonito y es una forma de separar ambientes dentro del cuaderno.


Aquí utilizo una estructura de esquema central, en torno al titular distribuyo casillas de información que se relacionan entre ellas y se ve la jerarquía con las anotaciones.
Muy a menudo tomo notas en folios sueltos (también folios de colores) y después los añado al cuaderno.
Esto está tomado en clase, primero una lista de los artistas que se iban nombrando y marco con color los que más me han interesado para buscarlos luego. Al lado, distribución de contenido para el trabajo en grupo.
Una de las páginas de cuando hacía el cursillo de desbloqueo. En este caso usaba el color para dividir el problema (en negro) del pensamiento positivo (en azul), y añadía recuadros clarificadores separados del resto.

Después de este muestrario, os podéis hacer una idea de que todas mis libretas tienen más o menos el mismo aspecto. Se ven líneas torcidas y mi letra tampoco es muy recta ni bonita, pero es el sistema que he ido adquiriendo con los años y me resulta mucho más útil que cuando sólo tomaba apuntes tal cual de carrerilla, una hoja llena con todo el párrafo. Las notas no tratan de redactar el texto definitivo de modo literario, sino de de exponer y clarificar los conceptos más importantes. Después me resulta mucho más sencillo trabajar a partir de esto, puesto que la base está clara y al repetir y trabajar la información varias veces se asimila mucho mejor. Reconozco que soy muy analítica para estas cosas y me resulta difícil escribir espontáneamente.

¿Cómo son vuestros cuadernos de escritura?


No hay comentarios:

Publicar un comentario